¿Sabías que existen aproximadamente 250 tipos de Aloe? Estos suelen habitar en zonas desérticas o semidesérticas

El Aloe Vera es originario de Arabia y pertenece a la familia Asphodelaceae. Podemos diferenciarlo por su aspecto, ya que sus hojas crecen hacia arriba y suelen ser más gruesas cuanto más cerca están de la raíz. Las hojas son de color verde, aunque pueden presentar zonas blanquecinas.

Las propiedades de esta planta se encuentran en el interior de sus hojas, la cual se debe cortar desde la parte inferior para extraer el jugo. Lo reconoceremos porque, el tacto del gel interno (gel de Aloe Vera puro), es viscoso e incoloro.

El Aloe Vera tiene propiedades que pueden ayudar al sistema digestivo, locomotor y respiratorio. Además, ayuda a regular el pH de nuestro aparato digestivo, evitando úlceras, digestiones lentas o pesadez estomacal. Por otro lado, inhalar los vapores de las hojas mientras hierven, puede mejorar la respiración de personas con asma, bronquitis, resfriados o catarros.

Algunos de los muchos elementos que contiene el Aloe Vera son:
  • Vitamina B1, B2, 6 y 12: mejoran los procesos de desintoxicación.
  • Vitamina C: fortalece el sistema inmunológico, protege las células del envejecimiento y favorece la formación de los huesos.
  • Provitamina A: ingerido se convierte en vitamina A, que ayuda a mejorar la visión y regenerar la piel y las mucosas.
  • Vitamina E: combate el envejecimiento prematuro de las células, mejora la circulación y ayuda a fortalecer el corazón.
  • Aminoacidos esenciales: contiene 7 tipos de los 20 aminoácidos que necesita nuestro cuerpo para su síntesis. No son producidos por nuestro cuerpo.
  • Aminoacidos no esenciales: como puede ser la Prolina o la Arginina, que si son producidos por nuestro cuerpo.
  • Enzimas de Aloe Vera: ayudan a combatir los radicales libres (toxinas medioambientales).
  • Minerales y oligoelementos: contiene hierro, calcio, selenio, manganeso y magnesio.

También aporta numerables beneficios para nuestra piel gracias a su alto contenido en aminoácidos, ayudando a reducir irritaciones, calmar quemaduras e, incluso, evitar la aparición de estrías. Por otro lado, es habitual utilizar el aloe para tratamientos de acné (absorbe el exceso de grasa), tras el afeitado o la depilación y para heridas, cicatrices o picaduras de insecto, ya que ayuda a reducir la inflamación.

Recuerda: cuando vayas a comprar productos de Aloe, comprueba el porcentaje que contiene, ya que no todos los productos son extraídos naturalmente de su jugo.

En Herbalife nos gusta tener en cuenta estos procesos beneficiarios para el organismo, por lo que dos de nuestros productos estrella son el Aloe Max bebido con 97% de pureza o el concentrado Herbal Aloe con sabor a mango. Sin duda, culquiera de los dos es un acompañante perfecto para tus mañanas, ya que tomados en ayunas mejoran el sistema inmunológico y ayudan a controlar el peso corporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *