Es frecuente que adoptemos posiciones corporales poco adecuadas para nuestro bienestar físico. Debes tener en cuenta que mantener una postura corporal correcta es una buena medida para evitar problemas musculares y articulares.

Una correcta posición de nuestro cuerpo evitará lesiones y ayudará a mejorar tu rendimiento físico

Existen diversos factores que pueden favorecer una mala postura como: el estrés, la obesidad, el embarazo o el tipo de calzado que utilizamos. Pero no debe preocuparte, ya que se trata de un aspecto de nuestra salud que puede aprenderse y modificarse a través del ejercicio.

Con una postura adecuada evitaras problemas musculares y de la columna vertebral, lo que genera también una correcta oxigenación y una apariencia estilizada del cuerpo. No cuidar la postura corporal puede además causar dolores de cabeza y otros problemas importantes como hernias discales, fatiga crónica o una mala alineación corporal.

Por eso, es fundamental cuidar nuestra postura en cualquier momento del día, ya sea cuando estemos tumbados en el sofá o hablando por teléfono. Por ejemplo, cuando vayas caminando recuerda apoyar correctamente el pie desde el talón a la punta y mirar al frente, ya que caminar mirando al suelo puede provocar dolor cervical.

Como ejercicio rutinario puedes realizar diferentes ejercicios especialmente involucrados en la corrección de la postura corporal, como puede ser el pilates, el yoga o la natación.

 

CONSEJOS PARA MANTENER UNA BUENA POSTURA

  1. Acondiciona el ambiente de trabajo: recuerda tener una silla de entre 60-70 centímetros de alto desde la que puedas apoyar tus piernas en el suelo. Sitúa tu ordenador a la altura de los ojos para evitar bajar la mirada.
  2. No tengas una vida sedentaria: para mejorar tu postura es aconsejable que realices ejercicios para desarrollar musculatura. Realiza actividad física a diario, aunque sea pasear.
  3. Fortalece tus músculos: es importante desarrollar músculos como los glúteos, abdominales y hombros, partes fundamentales para corregir la postura corporal.
  4. Controla tu peso: el sobrepeso puede generar una desviación en el eje corporal, llevando a adquirir posturas que provocan dolores musculares.
  5. Observa la forma en la que duermes: aunque parezca mentira, la postura que tenemos para descansar es muy importante. Es recomendable dormir boca arriba, ya que así la cabeza, el cuello y la columna obtendrá una posición neutra.
  6. Camina de forma consciente: recuerda caminar erguido y mantener tus hombros hacia atrás en una posición relajada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *