Gel Limpiador Facial con Aloe

Un limpiador facial de uso diario para pieles sensibles, irritadas o enrojecidas. Todos sus ingredientes son de origen 100% natural con una base de aloe vera, aceite de coco y vitaminas. ¡Atrévete a probarlo y descubrirás sus magníficos resultados!

 23.21

Add to wishlist
SKU: 765 Categoría: Etiqueta:

Gel Limpiador Facial con Aloe fue diseñado para mantener un buen cuidado de la piel,limpiándola todos los días por la mañana y por la noche, sobre todo por la noche. Nuestra piel necesita eliminar los restos de maquillaje o cremas, impurezas acumuladas y deshechos celulares, ya que nuestra piel está en constante crecimiento y cambio.

¿QUÉ TE VA A PROPORCIONAR?

El aloe vera tiene números beneficios para la piel; de hecho, ya lo utilizaban las dos famosas reinas de Egipto, Nefertiti y Cleopatra, para mantener su piel tersa y luminosa. Hoy se conocen y se comercializan una gran variedad de tipos de aloes (unos 250) de los cuales apenas unos pocos son los adecuados para podernos beneficiar de sus increíbles cualidades, entre ellos el aloe vera barbadensis, a partir del cual están hechos todos nuestros productos. Esta variedad es la más rica en vitaminas, minerales, aminoácidos y enzimas.

El gel limpiador facial está realizado con una base de aloe vera, ingredientes limpiadores derivados del coco, vitamina B3 y vitaminas antioxidantes C y E. El aceite de coco se utiliza para pieles con dermatitis, ya que es un antibiótico natural, y alberga ácido hialurónico, un potente agente antivírico, antibacteriano y antimicótico.

Los beneficios del gel limpiador facial son:

  • Limpia los poros en profundidad y elimina la suciedad de dentro hacia fuera.
  • Ayuda a mantener la piel bien nutrida, suave e hidratada.
  • Alivia los síntomas de las pieles sensibles, descamadas o enrojecidas.

*Sin parábenos añadidos ni sulfatos. Testado dermatológicamente.

¿CÓMO SE UTILIZA?

Echa un poco de gel limpiador facial con aloe en tu mano y distribúyelo en cinco puntos de tu cara: frente, nariz, pómulos y barbillas. Moja tus dedos o humedece una esponja facial y empieza a limpiar tu rostro en círculos de abajo hacia arriba. Aclarar con abundante agua.

También te recomendamos…