¿Eres de los que les encanta la remolacha o de los que no la soportan? La remolacha es una hortaliza que está presente cada invierno en la sección de frutas y verduras de los supermercados. ¿Conoces los valiosos nutrientes de la remolacha y sus propiedades?

¿A qué sabe la remolacha?

Recién recolectada, la remolacha tiene un sabor un poco terroso. Esto es debido a la geosmina, una sustancia producida por algunos microorganismos del suelo. Sin embargo, cuando se combina con los ingredientes adecuados, pierde su característico sabor a tierra.

Curiosidades: ¿Sabías que el azúcar industrial no solo se obtiene de la caña de azúcar, sino también de una variante denominada “remolacha azucarera” o que la remolacha pertenece a la misma familia que las acelgas? ¿Has probado alguna vez un guiso de hojas o tallos de este alimento? Lo interesante es que se consume de muchas formas.

 

Origen y temporada de la remolacha

Es fácil encontrar esta raíz durante los meses de invierno, entre septiembre y marzo en la sección de frutas y hortalizas frescas de los supermercados y en los mercadillos.

Además de la remolacha roja, su variedad más común, existe también la amarilla y la blanca. ¡Y tiene un montón de nombres! Se conoce en algunos países hispanohablantes como “acelga blanca”, “betabel”, “beterraga” o “betarraga”.

 

Calorías y nutrientes

Según algunos estudios, 100 gramos de remolacha contienen aproximadamente 46 calorías. En la siguiente tabla puedes ver la composición nutricional de este alimento:

Valor nutricionalpor cada 100 g
Calorías46 kcal
Proteína2 g
Carbohidratos9 g
Grasas0,2 g
Fibra2 g

¿Te has encontrado alguna vez con el número E162 en el paquete de un alimento? Este número corresponde a la betanina, un aditivo alimentario natural y agente colorante encargado de dar a la remolacha su color. Pero esta raíz está compuesta de muchos otros nutrientes:

  • Fitoquímicos (flavonoides, polifenoles y saponinas).
  • Alto contenido en fibra, que aporta sensación de saciedad.
  • Aporta vitamina C, B y, en particular, B9 (tiamina, ácido fólico, piridoxina).
  • Al igual que las espinacas de hoja verde, la remolacha contiene ácido oxálico y nitratos. Estos últimos se convierten en óxido nítrico cuando los absorbe el organismo, lo cual puede contribuir a la disminución de la presión arterial.
  • Aporta minerales (potasio, sodio y fósforo,calcio, magnesio, zinc y hierro).
  • Tiene antioxidantes, que bloquean el efecto de los radicales libres.

¿La remolacha adelgaza?

Gracias a sus nutrientes, esta planta tiene muchas propiedades. Pero, sentimos decepcionarte, no hay ningún alimento milagroso que adelgace de forma notable. Sin embargo, la remolacha puede ayudar a mantener un cuerpo sano como parte de una alimentación equilibrada.

Todo es cuestión de variedad y equilibrio.

Cómo preparar la remolacha

Según la receta que elijas, puede prepararse de muchas maneras: en una olla, en una sartén, al horno… Si decides hervirla tardará unos 30 minutos. Llena la olla con agua fría y un poquito de sal y luego agrega la hortaliza bien lavada al agua hirviendo y cocínala a fuego medio hasta que se pueda pinchar fácilmente con un tenedor.

Ten en cuenta que el color rojo de la remolacha normalmente tiñe la piel, pero te puedes poner guantes para evitarlo.

Consejo: No la peles antes de cocinarla, porque los tintes de betanina colorearán el agua de la cocción y la hortaliza perderá su bonita tonalidad.

¿Se puede comer remolacha cruda?

Sí, puedes comer remolacha cruda. De hecho, el cuerpo humano la prefiere así, ya que es la forma natural en la que contiene la mayor cantidad de vitaminas y minerales, y que tiene más beneficios para la salud.

Para aprovechar todas sus propiedades, hay personas que la pelan y la pasan por la licuadora para hacer zumo o la cortan en trozos y la mezclan con frutas y verduritas para hacer un batido.

*Tip: Pélala, rállala y añádela a una ensalada fresca o sírvela en forma de láminas finas al estilo carpaccio.