Los suplementos nutricionales son una complementación o suplemento para nuestra dieta. Cada persona tiene unas necesidades específicas que obedecen a características individuales relacionadas con el tamaño, la edad, el género o la cantidad y tipo de ejercicio que realizamos.

Cuando practicamos deporte con regularidad nuestras necesidades nutricionales aumentan, un hábito por el que muchos deportistas recurren a suplementos dietéticos para completar su alimentación.

Existen numerosos suplementos nutricionales para la práctica de deporte como barritas, batidos, cápsulas o productos en polvo. Para ayudarte a elegir con buen criterio te contamos cuales son los  más utilizamos junto con su funcionalidad y características.

TIPOS DE SUPLEMENTOS NUTRICIONALES

PROTEÍNA – para cualquier deporte

Se trata de uno de los suplementos más utilizados que puede encontrarse en dos formatos: en polvo o barritas. La importancia de este suplemento se debe a que nuestros músculos están compuestos principalmente de proteína. Por lo que consumir este producto facilita la recuperación muscular, haciendo que nos sintamos más frescos en la próxima sesión de entrenamiento.

AMINOÁCIDOS – para cualquier deporte

Los aminoácidos o aminos son importantes bloques de construcción de nuestros músculos. Existen numerosos tipos de aminoácidos, pero los más importantes para nuestra musculatura suelen ser los de tipo L (L-lisina, L-leucina, L-valina, etc.). Este producto suele consumirse en polvo y suelen utilizarse para no perder la forma en nuestros entrenamientos.

BCAA – deportistas aficionados y profesionales

Los BCAA son un paquete completo de todos los aminoácidos esenciales incluyendo la leucina, isoleucina y la valina. La relevancia de este suplemento reside en que nuestro cuerpo no es capaz de producir estos aminoácidos por sí solo, por lo que deben ingerirse mediante determinados alimentos. Normalmente, este suplemento está indicado para deportes o entrenamientos de fuerza y resistencia.

L-GLUTAMINA – para recuperar más rápidamente

Se trata de uno de los aminoácidos más importantes para nuestro cuerpo, pero ¿a que se debe esto? Un 60% de nuestra musculatura está formada por glutamina, por lo que tiene sentido incorporarla en caso de que realicemos entrenamientos intensivos. Los músculos necesitan cierta cantidad de tiempo para recuperarse después del ejercicio, por lo que suministrando esta sustancia facilitamos este proceso.

L-CARNITINA – para entrenamientos en los que quemamos grasas

A pesar de que nuestro cuerpo es capaz de producir esta sustancia por sí mismo, su aumento puede ayudar a nuestro rendimiento deportivo en entrenamientos relacionados con quema de grasas o mantenimiento de la figura corporal. En caso de déficit de L-carnitina nuestro cuerpo no obtendrá la energía que necesita de las reservas existentes de grasa sino de las proteínas de nuestros músculos.

CREATINA – para deportes de alto rendimiento

Si practicas un deporte que te exige dar el máximo la creatina puede llevarte al límite de tus capacidades. Tomada en polvo o en cápsulas, esta sustancia ayuda a mejorar los picos de velocidad y fuerza. Un suplemento nutricional recomendable para el aumento de masa o desarrollo muscular que contribuye a mejorar los niveles de fuerza explosiva.

ZINC Y MAGNESIO – para el día a día

Son dos importantes micronutrientes para nuestro cuerpo, minerales que podemos llegar a perder en sesiones intensas de entrenamiento. Un déficit de estas sustancias puede desembocar en síntomas como fatiga o problemas de concentración.

 

Siempre que llevamos un estilo de vida muy activo es fácil acabar descuidando nuestra dieta. Por eso es importante suplir las necesidades nutricionales que no podemos introducir con la alimentación a través de suplementos.

Comments (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.