Sigue tu dieta y no mueras en el intento,
Estos 7 trucos te ayudarán a cumplir tus objetivos.

Trucos para no abandonar la dieta, La base de una dieta es conocer nuestras debilidades para evitar caer en el error. A veces sentirás que has perdido el control de tu dieta, pero con estos trucos te enseñamos el camino para sobrellevar positivamente tus deslices alimentarios.

  • SÉ CONSCIENTE DE QUE LOS DESLICES EXISTEN

Comer algo que no debes o pasarte de calorías es un hecho aislado, son cosas que pueden pasar. Debemos buscar soluciones y ser conscientes del error en vez de reprocharnos el problema como si fuera el fin. Hay que tomárselo como una forma de aprendizaje y no perder el control. La importancia reside en ser conscientes para mejorar, somos humanos y cometemos errores, sobre todo cuando hablamos de dietas.

  •  ESTÁTE ATENTO A LO QUE PROVOCA QUE COMAS LO QUE NO DEBES

La fatiga, el aburrimiento o la soledad son algunas de las emociones que pueden afectar a tu dieta, aunque el factor principal suele ser el estrés. Las personas que padecen estrés creen que comiendo alivian sus problemas y, en cierto modo, es verdad, pero recuerda que esto es momentáneo y que acaba causando un efecto rebote. La culpa llega después de haber ingerido esa comida que no deberías consumir, lo que genera más estrés y, por consiguiente, ganas de volver a comer.

  • BUSCA SOLUCIONES PARA REACCIONAR DE OTRA FORMA LA PRÓXIMA VEZ

Debes intentar buscar otras formas de lidiar con tus problemas, la comida no puede ser un aliado para paliar tu frustración. Muchas personas comen para reducir sus emociones y muchas otras lo hacen por miedo a experimentar dicha emoción. Es recomendable dejar que se produzca para que nuestro cerebro aprenda a lidiar con ella, así nos daremos cuenta de que al final no era tan malo como creíamos. Prueba a realizar técnicas como escribir tus pensamientos, llamar a un amigo, hacer ejercicio o poner música para relajarte y evitar caer en la tentación.

  • SÉ AMABLE CONTIGO MISMO

Recuerda ser amable contigo mismo, deja a un lado esa vocecita que te hace sentir mal cada vez que cometes un error. Piensa siempre en lo que le dirías a un amigo y evita ser tan duro contigo mismo.

  • DEJA QUE TU ANSIEDAD DESAPAREZCA

Demorar una emoción puede ayudar a frenar la tentación de comer algo que no debes. Siempre que sientas esa sensación de gula puedes echar un vistazo a tu diario de alimentación para ser consciente de lo que estás pensando comer o probar a esperar 10 minutos para ver si todavía sientes la necesidad de tomar ese capricho innecesario. Verás que acabas haciendo otra cosa y qué olvidas el asunto.

  • NO ABANDONES LA DIETA

Recuerda, los deslices existen. Puedes permitirte caer una vez en la tentación, pero no abandonar tu objetivo. No te preocupes demasiado, siempre puedes retomar la dieta en tu siguiente comida. Stay positive!

  • LOS PROGRESOS NO SOLO SE MIDEN POR LO QUE DICE TU BÁSCULA

Una buena táctica para no abandonar tu objetivo es recordar los logros conseguidos durante la dieta, sentirse realizado resulta satisfactorio. Cada vez que elijas la mejor opción en un restaurante, que rechaces una comida poco saludable o que evites comer esa rosquilla durante un momento de estrés, habrás ganado.

Y recuerda que cuando decides hacer una dieta, siempre será para sentirte mejor y verte bien, así que tú eres mayor motivación, este proceso lo haces por y para ti, así que mucho animo, estamos seguros de que lo vas a conseguir y estos trucos para no abandonar la dieta te ayudarán a conseguirlo.

Si quieres recetas rápidas deliciosas y muy saludables, puedes ver las entradas de nuestro blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *